EMPRENDIMIENTO

Claves Para Parar De Pensar Como Empleado y Empezar a Ser Un Empresario

Claves para parar de pensar como empleado y empezar a ser un empresario

Bastantes personas empiezan sus empresas y las administran bajo los paradigmas laborales que por años se han implantado en sus cabezas, con lo que se les complica conseguir los resultados que aguardan.

No se puede edificar un negocio triunfante pensando como empleado.

Claves Para Parar De Pensar Como Empleado y Empezar a Ser Un Empresario
Claves Para Parar De Pensar Como Empleado y Empezar a Ser Un Empresario

Ahora, te explicamos cuáles son esos paradigmas que debes derruir para Emprender con Éxito.

De qué manera parar de pensar como empleado y desarrollar una mentalidad empresarial

Deja de trabajar por horas y empieza a trabajar por metas y objetivos

Trabajar por horas nos lleva a cometer 2 grandes errores: primeramente, hace que nos autoengañemos pensando que por estar ocupados somos productivos.

Y, seguidamente, hace que nos olvidemos de regentar nuestra energía, un recurso tan esencial como el tiempo mismo.

Como empresario debes desarrollar tu capacidad para trabajar con enfoque, o sea, aprender a priorizar para poder distinguir entre lo urgente y lo esencial, teniendo de este modo la posibilidad de dedicar la mayoría de tu tiempo y energía a aquellas actividades que más aportan al logro de las metas y objetivos que te has planteado.

Emprender no se trata de cuántas horas trabajas, sino más bien de qué resultados estás consiguiendo.

Olvídate de que debes trabajar ocho horas al día de lunes a viernes y enfócate en establecer metas y objetivos que guíen tus acciones.

Deja de buscar comodidad y seguridad; y busca libertad y también independencia

Si lo que deseas es dinero veloz y seguro, seguramente lo que precisas es un empleo. A los quince días vas a recibir tu primer pago.

El emprendimiento es un camino lleno de inseguridad en el que nada es seguro, mas todo es posible.

Bastantes personas comienzan sus empresas buscando esa aparente sensación de comodidad y seguridad que brinda un empleo, mas lo cierto es que emprender se trata exactamente de salir de nuestra zona de confort y aventurarnos a superar nuestros límites.

Cuando eres empresario, quiere decir que tu sueldo ya no depende de tu jefe, sino más bien de ti.

Al comienzo va a ser bastante difícil, en especial si estás muy habituado a percibir tu sueldo cada mes, mas emprender te da la libertad y también independencia para explotar todo tu potencial.

Haz Click Aquí Para Ver:  Historia de Emprendimiento de Henry Ford

Deja de trabajar en lo que te toca y empieza a rentabilizar tus pasiones

Para bastantes personas el trabajo no es más que «un mal preciso», algo que deben hacer para poder subsistir.

Un emprendedor sabe que su capacidad de trabajar le da la ocasión de impactar el planeta con sus ideas, habilidades, pasiones y talentos.

Para un emprendedor el trabajo no es un deber, sino más bien la herramienta para cumplir con su propósito de vida.

En este punto es esencial destacar que, como hay personas que gozan sus trabajos y los hacen con pasión, asimismo hay personas que empiezan negocios en industrias que no les apasionan y acaban odiando sus negocios.

Por esto es esencial que, ya antes de dejar tu empleo para empezar un negocio, trabajes en desarrollar una mentalidad emprendedora que te deje encarar todos y cada uno de los desafíos que impone el planeta empresarial.

No emprendas con la ilusión de que ganarás más trabajando menos.

Emprende pues tendrás la ocasión de proseguir tus pasiones, desarrollar tus proyectos y contribuir a hacer de este planeta un sitio mejor con tu trabajo.

Deja de vender tu tiempo y enfócate en aportar valor

Muy ligado al punto precedente, por el hecho de que, como vimos, la activa empresarial es muy diferente a la activa laboral y a los clientes del servicio les resulta indiferente el tiempo que inviertas para crear y dar tu producto o bien servicio, a ellos les interesa es que les aportes valor a sus vidas por medio de tus productos y servicios.

Deja de gastarte con el trabajo operativo y aprende a delegar

Una de las herramientas más poderosas de los empresarios triunfantes, es su capacidad de delegar

Mas, delegar no es sencillamente poner a otras personas a hacer tu trabajo.

Existen tres claves esenciales para delegar exitosamente en tu negocio:

Trabaja con los mejores: Asegúrate de tener junto a ti personas capacitadas, de confianza y que estén verdaderamente comprometidas con la misión de tu negocio.

Haz Click Aquí Para Ver:  Trabajar menos y tener mejores resultados

Empodera a tu equipo:

Si escoges bien a las personas de tu equipo, debes brindarles toda la información y herramientas a fin de que hagan su trabajo sin inconvenientes ni restricciones, en caso contrario proseguirás siendo una barrera para el desarrollo de tu negocio.

Estandariza: Crea formatos, estándares y protocolos que sirvan de referencia a tu equipo en el momento de efectuar su trabajo, mas evita caer en el fallo de «burocratizar» los procesos en tu negocio.

Deja de buscar jefes y empieza a buscar clientes del servicio

En el momento en que una persona emprende con mentalidad de empleado, siempre y en toda circunstancia va a concluir buscando más jefes que clientes del servicio.

¿Qué es lo que significa esto?

La utilización tradicional tiene tres características: subordinación, horario y sueldo.

Si vas a emprender, debes tener claro que la relación con tus clientes del servicio no ha de ser exactamente la misma que con un jefe.

Son abundantes los casos de personas que renuncian a sus trabajos y se lanzan como freelancers en pos de acrecentar sus ingresos y tener más libertad, mas al final acaban trabajando con clientes del servicio que disponen de su tiempo en todo instante y hasta definen cuánto les pagarán por sus servicios.

Deja de trabajar para las compañías y para las personas, y empieza a trabajar con las compañías y con las personas. Es un cambio de enfoque fundamental.

Siempre y en todo momento asegúrate de tener autonomía sobre tu tiempo y tu trabajo.

Sé muy concreto en lo que se refiere a las peculiaridades de tu propuesta de valor y enfócate, no dejes que la necesidad de asegurar un usuario te lleve a admitir condiciones laborales que pongan bajo riesgo tu integridad, tu salud o bien tu reputación, que son activos valiosísimos en este planeta del emprendimiento.

 

Deja de ahorrar para gastar y empieza a ahorrar para invertir

Desarrollar una mentalidad empresarial asimismo implica que aprendas a invertir.

En el planeta de los negocios no solo hay que saber de qué manera conseguir dinero, sino más bien asimismo de qué forma administrarlo y ponerlo a trabajar para ti.

Haz Click Aquí Para Ver:  Tener Conciencia Emprendedora

Algo común es que los pequeños empresarios gastan las utilidades de sus negocios conforme las van consiguiendo, entonces difícilmente llegan a expandirse y afianzarse en el mercado.

Un empresario triunfante sabe que si desea ver medrar su negocio, debe invertir en él.

Una persona con mentalidad de empresario siempre y en toda circunstancia va a poner las necesidades de su negocio por sobre los lujos personales.

Deja de ser reactivo y empieza a ser proactivo

Una de las primordiales diferencias entre ser empleado y ser emprendedor, es que, por norma general, el empleado siempre y en todo momento tiene un superior que se hace cargo de asignarle funciones y labores, aparte de hacer el pertinente seguimiento a las mismas; al paso que el emprendedor no puede aguardar a que le afirmen lo que debe hacer, ha de ser proactivo y autodisciplinado.

Si, es verdad que aun siendo empleados hemos de ser proactivos y autodisciplinados, mas esta cualidad es singularmente esencial cuando uno se lanza a emprender, por el hecho de que sin importar lo más mínimo cuánto ames lo que haces, va a haber días en que no desearás hacerlo.

Va a haber días en que vas a tener vagancia de ir a abrir tu negocio, va a haber días en que te vas a sentir agotado, va a haber días en que creerás que es más simple buscar un empleo que te dé un ingreso fijo, va a haber días en que no aguantarás a tus clientes del servicio o bien a tus cooperadores y es justamente en esos días en los que debes rememorar por qué razón comenzaste y por qué razón rendirte no es una alternativa para ti.

Si precisas que alguien te esté dando órdenes a fin de que te pongas en acción, entonces te irá mejor en un empleo. En los negocios has de ser tu motivación.

 

Estos son los consejos para empezar a ser un empresario y triunfes en ese camino

 

TE GUSTÓ? AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS COMPARTIÉNDOLO EN LAS REDES SOCIALES!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *